Una africana sin complejos

dambisa-moyo-credit-helen-jones-photography1Dambisa Moyo es una hiperactiva economista de Zambia, que puede meter en cintura a cualquier anfitrión de programa de televisión. Esta hermosa morena, graduada en Harvard y Oxford, ex manager de Goldman Sachs, y ex funcionaria del Banco Mundial ha levantado su voz contra lo que parecía ser un consenso de políticas públicas: la ayuda internacional para África.

Moyo ha publicado recientemente “Dead Aid” (que podría traducirse por “Sin Ayuda”), un libro que se ha convertido en el dolor de cabeza de Bob Geldof, Bono, y media docena de agencias de cooperación internacional, donantes para el desarrollo de este continente.

El mensaje de Sin Ayuda es polémico: La ayuda internacional, lejos de ayudar al desarrollo de África, lo ha inhibido, al convertir a los gobiernos beneficiarios de dichos fondos en mendigos de turno.

Provista de cifras más que elocuentes, Moyo demuestra cómo al beneficiar a gobiernos de países sin instituciones sólidas, el asistencialismo internacional ha estimulado la corrupción en la entrega de estos fondos a la gente, erosionando aun más esas instituciones. Pero además, y para mayor escándalo, afirma que el propio status quo creado por esta perversa relación entre donantes y beneficiarios es estimulado por los intereses de las propias agencias donantes, que han podido justificar ante los contribuyentes de países donantes, la creación de enormes burocracias para administrar esos fondos dirigidos a la ayuda internacional.

Su solución: terminar la ayuda internacional en un plazo de cinco años y en su lugar, alentar a los países pobres para acceder a los mercados internacionales de capital. Para lograrlo, Moyo propone una combinación de medidas que incluyen favorecer la inversión extranjera, especialmente proveniente de China, el comercio libre, las remesas y micro-finanzas. Es decir, introducir capitalismo puro y duro, en sustitución de este sistema de asistencialismo internacional.

A Moyo le ayuda la elocuencia de sus argumentos como su color de piel. Después de todo, como ella misma lo ha dicho, se ha encontrado en innumerables reuniones pro-fondos para África, auspiciados por glamorosas estrellas de rock, filántropos, y agencias de ayuda internacional, donde la única africana presente era ella. Todavía subsiste un complejo imperialista detrás de los programas asistencialistas de ayuda internacional, que presupone la incapacidad de los africanos para generar instituciones capitalistas modernas. Muchos gobiernos africanos han visto en esto una oportunidad para cómodamente extender la mano y mendigar de vez en cuando.

Valientemente, Moyo ha criticado esta posición. Sus ideas están proliferando a través de Internet en Twitter, Facebook y YouTube y en innumerables blogs. Su libro, auténtico best seller en Nueva York y Londres, le ha granjeado múltiples entrevistas en medios que incluyen el Financial Times, New York Times, la BBC. Moyo es reconocida por TIME como una de las 100 personas más influyentes del mundo.

Pero ¿lo será tanto como para cambiar el paradigma asistencialista que ha empobrecido a África desde la descolonización en los años 60?

Dambisa Moyo\’s Interview with David Forst (Al Jazeera – Feb 2010)