Cine EL EVANGELIO PROHIBIDO

mary-31EN BUSCA DE LA SALVACIÓN PERSONAL

Considerado un cineasta de culto, Abel Ferrara ha construido una extensa filmografía que ha desatado polémica, rechazo y admiración, al mismo tiempo, desde la agresora City Fear (1984), pasando por la controvertida Bad Lieutenant (1992) y la aterradora Body Snatchers (1q93) hasta esta muy mística Mary (2005) que se ha estrenado aquí bajo el título de El evangelio prohibido. Lo cierto es que Ferrara no es muy conocido en nuestro patio, tal vez porque no es un director comercial. Es lo que podríamos llamar un realizador para cinéfilos empedernidos. Con un retraso de cuatro años llega Mary a nuestras pantallas para mostrar el drama que vive Theodore Younger, un periodista que atraviesa una crisis de fe —que afecta sus relación matrimonial— mientras prepara una serie de programas de televisión sobre la figura y trascendencia de Jesucristo. Paralelamente, Tony Childress, un cineasta irreverente, trata de estrenar una película sobre el mismo personaje, en medio de las protestas de grupos cristianos, y Marie Palesi,  la actriz que interpretó a María Magdalena en la película de Childress, decide transformar su vida al amparo de una mujer que había sido considerada una prostituta y que el “evangelio prohibido” presenta como la amante de Jesús. Tres personajes que arrastran a otros a sus propios torbellinos.

La acción transcurre entre Nueva York —donde viven Theodore y su esposa Elizabeth, quien espera un hijo, y donde Childress espera estrenar su film— y Jerusalem —ciudad que Marie Palesi ha elegido para vivir y donde se vive la crueldad de la guerra por razones religiosas— en un extraño equilibrio geográfico y de conflictos. Los tres personajes observan al mismo personaje desde una perspectiva contemporánea. La propia película de Childress, titulada Esta es mi sangre y que podría llamarse “de época”, constituye una interpretación de hoy, desligada de las escrituras santas del cristianismo. Theodore, por su parte, produce un reportaje con nuevos aportes de teólogos y estudiosos del tema cuyas opiniones difieren de las oficiales. Estas opiniones de expertos constituyen el aporte teórico fundamental del film, aunque luego tales ideas no sean desarrolladas. Hasta la propia María Palesi reinterpreta a Jesús desde la óptica de María Magdalena. Cada uno de estos personajes vive su propio drama. El periodista no logra salvar la distancia que lo separa de su esposa embarazada, la actriz abandona su carrera y sus éxitos para “actuar” como María Magdalena amante de Cristo para el resto de su vida. El cineasta posee un conflicto con su ego, con su necesidad de triunfar, con su obsesión de estrenar la película. Se atreve a escribir, dirigir y actuar en su obra “porque no hay nadie más que pueda hacerlo como él”. Este último caso conforma una referencia directa a Mel Gibson, quien un año antes, 2004, había producido su película sobre Jesús.

El evangelio prohibido recibió el Premio del Jurado en la Mostra de Venezia en su oportunidad. Lo cual me parece más un reconocimiento a la trayectoria de Ferrara que a la calidad específica del film, irregular en su desarrollo. Su narración se estructura sobre el montaje de muchos primeros planos, centrados en rostros, manos, objetos. Pareciera que el director no deseaba ofrecer visiones de conjunto, sino miradas interiores a crisis personales. En ese sentido, la acción dramática es inquietante, dinámica y muy arrolladora, logrando a medias una unidad equilibrada. En algún momento a Ferrara se le “pierde” la película, la cual deja de ser una reinterpretación de la figura de Cristo para convertirse en una comprensión de las volteretas íntimas de un puñado de personajes que buscan sus propia rutas.

Lo mejor es la actuación de Forest Whitaker como Theodore Younger. Por cierto, el el film intervienen la francesa Juliette Binoche, que ya había ganado el Oscar por El paciente inglés, junto a la también francesa Marion Cotillard que lo ganó después por La vida en rosa y el norteamericano Whitaker que lo habría de obtener por El último rey de Escocia. En definitiva, Mary es una película interesante e irregular para estimular la discusión en estos tiempos de crisis y guerras globales.

MARY: EL EVANGELIO PROHIBIDO (”Mary”), Italia, Francia y Estados Unidos, 2005. Dirección: Abel Ferrara. Guión: Abel Ferrara, Mario Isabela, Simone Lageoles, Scott Pardo. Producción: Roberto De Nigris y Fernando Sulichin. Diseño de producción: Frank De Curtis. Fotografía: Stefano Falivene. Montaje: Patrizio Marone, Adam Mcclelland, Fabio Nunziata, Langdon Page y Julia Ruell. Sonido: Claudio Marani. Música: Francis Kuipers. Elenco: Juliette Binoche, Forest Whitaker, Matthew Modine, Heather Graham y Marion Cotillard. Distribución: Cinematográgica Blancica.

Escribir Respuesta